sábado, 14 de marzo de 2015

Jornadas JEDI 2015

Me hubiera gustado haber podido escribir esta entrada antes pero me ha resultado imposible. Sin embargo, finalmente lo he conseguido....

Los pasados días 26 y 27 de febrero tuvo lugar en la Universidad de Deusto las VII JEDI 2015 (#Jedi2015), unas jornadas de educación digital que se celebran anualmente. 





Era la primera vez que acudía a las mismas y la verdad es que no tenía unas expectativas claramente definidas pero, para mi gran sorpresa, fueron unas jornadas muy interesantes en las que tuve la oportunidad de aprender mucho. 


El primer día hubo una presentación sobre robótica educativa. Aunque vengo del área de letras, siempre me ha gustado la tecnología y la ciencia y lo visto en las jornadas no me defraudó. Disfruté enormemente viendo cómo Rocío Lara nos enseñaba un sinfín de robots educativos que se pueden controlar desde aplicaciones de móvil. Sin embargo, uno de los que más me llamó la atención fue el robot emocional. Aquí os dejo una foto del robot en cuestión: 






Posteriormente, acudí a un taller de infografías digitales impartido por Marcos Cadenato, Adela Fernández, Irene González y Mª del Mar Pérez. Una forma muy interesante de presentar información sobre un tema en clase, ya que se pueden incluir links, fotos, vídeos, mapas, gráficos... Además de ser una buena forma de realizar carteles o pancartas de una forma sencilla y ordenada. ¡Gracias a los cuatro por el taller!


Respecto al segundo día, la conferencia fue excepcional. Consistió en una consecución de presentaciones de proyectos realizados en diferentes colegios y, curiosamente, todos tenían que ver con lengua castellana y literatura; si bien es cierto que la mayoría se han realizado en colaboración con profesores de otras asignaturas. 


Uno de los proyectos que más me gustó fue el Proyecto “sus vidas”, realizado en el colegio San José de Basauri. El proyecto está basado en el aprendizaje-servicio, en el que alumnos de 2º de ESO visitan una residencia de ancianos para entrevistar a los “abuelos y abuelas”. Posteriormente escriben su biografía y vuelven para leérsela. Aquí os dejo un enlace a su página web en la que explican todo el proceso y una foto de la presentación que hicieron en las Jedi. 





El "Efecto Pinilla" es otro de los presentados en las jornadas y que lleva muchísimo trabajo detrás, realizado en el instituto Aixerrota de Getxo. 

El proyecto consiste en hacer que todo un pueblo o zona se lea un libro, en este caso del fallecido autor Ramiro Pinilla, y lo comenten a través de las redes sociales. Lo que más me impresionó es la implicación de las alumnas que estuvieron en la presentación del proyecto. Éstas contaron que habían repartido cuartillas por todo el pueblo y puesto carteles en los comercios de Getxo. 
Podéis obtener más información sobre el mismo en su página de Facebook, en la de Twitter o en la que han creado para ello en el instituto.  



El proyecto “Flipped Classroom” del instituto Mungia es impresionante. Han creado información sobre la I Guerra Mundial en un proyecto llevado a cabo desde prácticamente todas las áreas. Han participado los profesores de castellano, euskera, inglés, francés, biología... y además han conseguido crear material didáctico para otros cursos en euskera (una de las barreras que se encontraban era la falta de documentación audiovisual en este idioma, cosa que no ocurría con el resto). 





Un concurso de booktrailer es otro de los proyectos presentados con mucho humor por dos profesoras del instituto Uribe-Kosta. Los objetivos que perseguían eran desarrollar un hábito lector, usar TIC (para crear y divulgar), fomentar la capacidad crítica, la imaginación, la creatividad y la sensibilidad estética. Os dejo un enlace a su site en el que encontraréis todos los detalles del mismo. 



El segundo día acudí a un taller de "Scratch 2.0, más por curiosidad que por cualquier otro motivo. La verdad es que sabía sobre el programa lo poco que había visto en una pequeña búsqueda por internet y me pareció interesante. Para ser un taller de iniciación creo que avanzamos muchísimo y estuvimos “jugando” con senos y cosenos (tuve que desempolvar mis clases de matemáticas...); pero conseguí una idea más clara sobre lo que es el programa, lo que se puede hacer con él e ir maquinando alguna idea.... ¡Gracias Pablo Garaizar por el tiempo que invertiste con nosotros!

Creo que no tengo que afirmar que las jornadas fueron muy provechosas y que tuve la oportunidad de acercarme un poco más a la innovación en la educación. Muchas gracias a todos los que participaron y a los que presentaron esos proyectos tan innovadores.








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada